Blogia
El rincón de Irenia

No puedo más, lo dejo

No puedo más, lo dejo Hace unos días comencé a leer Washington Square de Henry Hames, una novela que ya comencé con ganas hace unos tres años y que dejé. Y ahora he recordado porqué: la traducción es malísima. El libro está lleno de faltas de expresión, gramaticales, ortográficas, el lenguaje no se adecua a los personajes... Por desgracia mi inglés no me permite leer el original.

Lo bueno de leer un clásico no es sólo dejarse atrapar por la historia, sino disfrutar del lenguaje; y con esta versión es imposible. Así que abandono. Espero encontrar otra traducción en alguna librería de viejo. Luego miraré qué otro libro desempolvo de mi biblioteca.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

julieth -

la informacion esta malisima esta pagina es la mas pichurria que he visto en mi vida a través de mis 58 años trabajando en la web hamás escuchen bien ,hamás habia visitado una pagina con esa falta de etica , no enseñan nada hasta nunca

acróbatas -

Uf, el Ulises yo también lo dejé a medias en su día, pero tan sólo leí 30 o 40 páginas...

Besos!!!

Irenia -

El Ulises de Joyce es un gran experimento literario. Un libro realmente rompedor aunque use alguna técnica que ya introdujo Lawrence Sterne en su Tristram Shandy. El último capítulo, el monólogo de Molly, me parece sublime.

Cide -

a mí antes me penaba dejar un libro a medias. Pero ahora he decidido que sólo leo por placer, así que si no disfruto con una lectura y tengo claro que no voy a disfrutar en todo el libro, prefiero dejarlo. Sólo ocurre en raras ocasiones, pero ocurre.
El último que dejé a medias fue el Ulises de Joyce. Cuando llevaba 300 páginas leídas decidí que no me interesaba. Me reafirmó en mi decisión el leer que a Unamuno le parecía un mal libro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres