Blogia
El rincón de Irenia

Miradas

Miradas

Uff, desde el día 13 no escribo nada en el blog. ¡Y encima entro para actualizar y veo que todo ha cambiado! No es que lo tenga abandonado, sencillamente es que no doy abasto. Desde que mi padre se rompió el hombro todos vamos de cabeza.

Ahora, mientras espero a un buen amigo para ir a cenar, puedo sentarme y escribir.

Estas semanas han sido movidas, apenas ha habido tiempo para el descanso, aunque siempre he podido arañar unas horas para relajarme durante el fin de semana. Primero fue viendo El castigo sin venganza de Lope de Vega en el TNC. Un regalo de cumpleaños que debía desde el 1 de julio y que no gustó como ambos esperábamos. El texto es bueno, claro, es un Lope y, aunque es cierto que su obra es irregular, la mayoría destaca por su calidad. Esta obra trata del amor irrefrenable entre una madrastra y el hijo de su esposo y la venganza que el marido impone a ambos al descubrir el ultraje. El tema no es nuevo, los clásicos ya lo trataron, en cierto modo, en el mito de Fedra e Hipólito, aunque Hipólito no correspondiese a su madrastra (por cierto, recomiendo encarecidamente la Fedra de Jean Racine, coetáneo de Lope). Pero si, al menos a mí, no me gustó la obra fue por algunos de los actores; algunos de ellos sobreactuaban, otros no sabían recitar, otros no transmitían la pasión que el texto requería. Me decepcionó al tratarse de un montaje de la Compañía de Teatro Clásico Nacional; siempre imaginé que sus actores se enfrentarían mejor a un texto en verso.

A la semana siguiente fuimos a ver la exposición L’esplendor de la ruïna (el esplendor de la ruina) un repaso a la forma de ver la ruina en las obras de arte. Me impresionaron los grabados de Roma y de Pesto y me entraron unas enormes ganas de visitar Pesto y sus templos: se conservan igual ahora que en el siglo XVII.

Por desgracia, al día siguiente, los fantasmas de hace dos años volvieron a aparecer: una infección ocular me está martirizando de nuevo. Por suerte el tratamiento parece efectivo, aunque la fatiga visual me atosiga algunas veces.

También me quedé con las ganas de comentar la noticia que más me impresionó la semana pasada: una asociación de padres griega quiere que la mitología clásica no se enseñe en la escuela por violenta. ¡Pero cómo les van a negar que aprendan sus (nuestras) raíces! ¿Acaso el cine de acción americano no es violento? ¿Acaso los dibujos animados manga –para adultos—que se emiten en horario infantil (y no me refiero a los basados en mitología oriental) no lo son? ¿Acaso los programas amarillistas no son peores que saber que Cronos se comió a todos sus hijos menos a Zeus? Por no olvidar los cuentos infantiles como Caperucita Roja, Blancanieves, La Cenicienta, etc. Por otro lado, la mitología no es sólo violencia también habla de amor de pareja, de amor filial, de amistad, de solidaridad… Me parece que esta medida es de una gran irresponsabilidad; no se pueden negar las propias raíces y aún menos cuando éstas son la base de la civilización occidental. Desde bien niña mi padre me contaba historias de mitología clásica como si fuesen cuentos y siempre le agradeceré que lo hiciese.

Por cierto, ahora que caigo, hoy es 31 de octubre y no he visto en ninguna televisión que se emita Don Juan Tenorio y, por supuesto, tampoco se representa en el teatro. Una lástima. Me hubiese gustado ver de nuevo la redención de Don Juan, aunque, de momento me conformaré con releerla por mucho que yo no sea Ana Ozores ni tenga un Juan Mesía o un Fermín de Pas rondándome; es fascinante como la Clarín describe el impacto que produce el la Regenta la representación de la obra.

Espero disponer de más tiempo estos días y seguir escribiendo en mi rincón. Hasta pronto.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Cide -

yo también deseo que sigas escribiendo. Cúrate pronto y no te aflijas.

dylan -

Quería felicitarte por tu blog. Comparto con una amiga, también Irenia de nick, cierta complicidad con lo que escribes.

acróbatas -

Qué linda la exposición sobre las ruinas... y qué triste eso que comentas de la mitología griega... esto ya es lo último...!!! Vaya tela...

Espero que poco a poco estés mejor de la infección ocular... Un petó!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres